Todos los días millones de personas adquieren artículos que no necesitan porque su mente asocia la marca con estímulos emocionales como felicidad, belleza, amor, autoestima, distinción, pertenencia, aceptación, etc.

La publicidad es la responsable de crear los circuitos neuronales necesarios para que esto suceda y su efectividad está probada y comprobada. Así que ¿será que podremos emplear estas mismas técnicas y estrategias para favorecer la toma de consciencia y dejar de buscar en el mercado aquello que podemos encontrar en nuestro interior? Descúbrelo de una manera interactiva en mi libro Publicidad para el ser.

Descárgalo completamente gratis haciendo click en la imagen. Puedes guardarlo y reproducirlo en cualquier dispositivo electrónico que lea archivos PDF: computadoras/ordenadores personales y portátiles, tabletas y teléfonos celulares/móviles.

publiser web